La gran pantalla también cuenta con joyas emblemáticas en sus películas

Desde los inicios del cine, son muchas las películas que se han hecho emblemáticas gracias al uso de joyas que han marcado un antes y un después en el mundo de las joyas así como lo han hecho grandes marcas como Tous de Rosa Tous. O acaso alguien no recuerda a la protagonista del Titanic luciendo su colgante, o a Audrey Hepburn soñando frente a los escaparates de joyas de Nueva York. No queda duda de que la notoriedad de determinadas joyas, modelos y marcas dentro del sector, los han llevado a convertirse en parte de la cultura popular.

Una lista de directores de cine han destacado como colaboradores con reconocidas firmas de joyas como Cartier, Chopard o Tiffany & Co. Con el fin de incluir en sus películas joyas verdaderas. Algunas de estas piezas han cobrado tal protagonismo que pasaron a ser tendencias en el mundo real en pasarelas de alfombra roja, asegura la experta en moda de joyas, Rosa Oriol. Seguidamente, mencionaremos algunas de la más resaltantes por si no las recuerdas.

Desayuno con diamantes de Blake Edwards: esta es una de las películas que nos muestra una hermosa joya, el collar y la diadema de perlas y diamantes que fue lucida por la mundialmente conocida actriz Audrey Hepburn en 1961. La aparición se remonta a una de las escenas de la película en donde Hepburn se baja de un taxi, toma un café y desayuna mientras se dedica a observar los escaparates de la joyería Tiffany & Co. en Nueva York. Esta es una imagen en donde se le ve con su mítico traje negro de Givenchy, en compañía de sus joyas, las que se han convertido desde entonces en todo un icono de moda.

Titanic de James Cameron: este es un film en donde se puede apreciar otra de las joyas más icónicas del cine, este es un deslumbrante colgante, que cuenta con un gran diamante azul, denominado el “Corazón del Mar”. Rose interpretado Kate Winslet, recibe el collar a manos de quien es su prometido en la película, personificado luego por Leonardo DiCaprio, como Jack. Esta es una joya que nos muestra un tamaño considerable, por lo que fue considerado rápidamente una de las mayores piezas de joyería usada por la industria cinematográfica.

Pretty Woman de Garry Marshall: quien puede olvidar esta hermosa película, donde podemos ver a Julia Roberts y a Richard Gere juntos, siendo una de las películas más taquilleras de la historia. La joya se puede apreciar en el momento culminante de la trama donde Julia Roberts se transforma y todos se fijan en su nuevo look pero también en el increíble collar que esta luciendo. Este se encuentra conformado por 23 rubíes en forma de pera, los mismos están rodeados de diamantes, y es una pieza creada por el joyero francés Fred Joaillerie justo para esa ocasión.

La chica de la perla de Peter Webber: al leer su nombre, sabemos con qué tipo de joya nos encontraremos, pues la joya estrella del film no es más que una perla con forma de gota, que ha sido montada en unos pendientes. Esta una cinta basada en la pintura original del maestro holandés, Vermeer y en su enigmático y famoso retrato ‘La joven de la perla’, cuyo personaje esta encarnado en la pelicula por Scarlett Johansson.

El señor de los anillos de Peter Jackson: Es un poderoso anillo en oro que contiene la inscripción ”Un anillo para gobernarlos a todos. Un anillo para encontrarlos, un anillo para atraerlos a todos y atarlos en las tinieblas”. Gracias a la historia en donde se encarnó, se convirtió en una pieza bastante deseada dentro del mundo del cine fantástico, pues fue la clave dentro del argumento desarrollado en los libros escritos por J.R. Tolkien.

Los caballeros las prefieren rubias de Howard Hawks: Marilyn Monroe fue quien le puso voz a esta mítica banda sonora al cantar ‘Los diamantes son los mejores amigos de la mujer’ trajeada con su vestido rosa fucsia de seda, acompañado de una gargantilla de diamantes, dos pulseras y un anillo que contaba con nombre propio: The moon of Baroda.

Como podemos observar, definitivamente las joyas han jugado su propio rol en Hollywood y con ello, muchas han marcado películas, escenas, actrices y casi toda una época. De seguro, tu también tienes la tuya.